TwitterFacebookGoogle PlusLinkedInRSS FeedEmail

4 de abril de 2014

Acabado de pisos para trabajo pesado


En muchos usos industriales y comerciales se necesitan superficies de piso con gran resistencia a la abrasión y los impactos. Dichas superficies suelen construirse colocando el concreto en dos capas: una base o losa estructural, a la que se superpone una capa superficial resistente al desgaste. Las dos capas pueden ser colocadas de forma integral, o bien la superficie de trabajo pesado se aplica como una capa final separada.

Acabado de pisos para trabajo pesado

En el primer proceso, que es más económico, el concreto estructural ordinario se cuela y enrasa de modo que llene casi por completo el espesor del piso con el hormigon proyectado. Luego se mezcla el concreto para el acabado de trabajo pesado, que se elabora con un aglomerado especial resistente a la abrasión, esmeril, limadura de hierro, etcétera, para después esparcirlo sobre la primera capa hasta que se alcanza el espesor final del piso; por último, se pule esta superficie con cuchara (paleta) hasta que termine de fraguar la base de concreto ordinario.

Acabado de pisos para trabajo pesado
En el segundo método es necesario preparar la superficie de la losa estructural, dándole una pasada con escoba firme antes de que termine el fraguado, de modo que la superficie quede rugosa, y lavándola perfectamente antes de colocar el acabado para trabajo pesado. En este caso, el concreto de acabado debe estar muy seco (cero revenimiento) y se elabora con aglomerados especiales cuyo máximo tamaño de partícula es 3/8 pulg. Este concreto debe diseñarse de modo que tenga una resistencia mínima fc = 6000 lb/puig2 (435 kg/cm2). Además, se consolida por medio de pisones motorizados o llanas rotatorias. (Nota: si se van a preparar cilindros de prueba con este material, los métodos ordinarios de consolidación no producen el resultado que se busca; es menester apisonar el espécimen con un método semejante al que se usará en el piso.) Una precaución fundamental en este segundo.


0 comentarios:

Publicar un comentario