TwitterFacebookGoogle PlusLinkedInRSS FeedEmail

27 de febrero de 2013

Acabado en pisos de concreto





Cuando trabajamos en una obra de construcción tal vez el arquitecto o dueño de la casa quiera implementar un estilo diferente en algún elemento elaborado con hormigón, pues definitivamente hoy en día se pueden lograr acabados en el cemento muy agradables para la decoración, como lo es el cemento pulido, estampado o de color. Los cuales son implementados con mayor frecuencia en pisos de concreto.

Si deseas aprender cuales son algunas de las herramientas y técnicas utilizadas para realizar un buen acabado y durable en el concreto te invitamos a seguir leyendo este articulo.

Para empezar recordemos que el hormigón es una mezcla de cemento Portland, arena, agregados (grava) y agua, que una vez se endurecen y según las dosificaciones se puede llegar a alcanzar grandes resistencias.

En el mercado de la construcción podemos encontrar productos aditivos que hacen mas lento el proceso de fraguado del concreto, o por lo contrario lo aceleran, el uso de estas sustancia depende en gran medida de nuestra necesidades en obra, un ejemplo muy claro de utilizar aditivos para retardar el fraguado es cuando se debe bombear concreto a grandes alturas y por lo tanto no vamos a querer que este se empiece a endurecer antes de llegar a su punto de aplicación. Aunque la velocidad del proceso de fraguado del concreto depende en gran medida de la temperatura y la humedad de la zona donde nos encontremos.

Esto es importante tenerlo en cuenta si deseamos realizar un buen acabado en nuestro concreto, ya que el clima caliente y seco acelera el proceso de endurecimiento, que en ocasiones es tanto que prácticamente  es imposible de completar todos los pasos de acabado a tiempo.

A continuación veremos el procedimiento paso a paso para el adecuado acabado de un pequeño altillo en concreto, debemos tener en cuenta que las condiciones cambian para una superficie mayor, ya que como hemos dicho anteriormente el concreto puede empezar a fraguar muy rápidamente.

1. Con la regla de madera o metálica empuje y tire con un movimiento de ir y venir en zic zac (hacia adelante y hacia atrás) por toda la superficie de concreto hasta lograr un acabado parejo de la superficie.

2. Pasar a través del hormigón en forma de arco para aplanar la superficie, empujando hacia abajo los bultos que puedan haber quedado y rellenando los huecos. Hacer dos pasadas de esta forma.

3. Debemos esperar a que el agua de la mezcla empiece a ser superficial como se ve en la imagen y esperar a que esta se evapore o reabsorba por completo antes de realizar cualquier otro procedimiento.



4. Usar una herramienta de cantos de ida y vuelta, utilizando el borde de la forma como guía. Use movimientos largos hasta que tenga los bordes lisos y redondos.



5. Crear surcos en el hormigón, para esto puedes establecer una tabla recta a lo largo de las marcas predeterminadas que servirán como juntas de control. Realice con la ranuradora la linea hacia atrás y adelante contra la regla hasta que la herramienta quede tocando la superficie del hormigón. (Se divide la superficie en partes iguales).
Este paso es importante ya que las aceras y losas pequeñas necesitan ranuras aproximadamente cada 3 metros, 3,5 metros en calzadas y losas de garaje. la razón de esta división con ranuras no es solo por que se vea bien, sino también para controlar el agrietamiento que se pueda producir, ya que por acción natural del concreto tiende a agrietarse en estas medidas, ademas de la acción de secado y movimiento de suelos  que ayudan al agrietamiento.

Para que la ranura resulte eficaz esta debe ser de al menos un cuarto del espesor de la losa.

6. Levante incline el borde delantero, ligeramente mientras barre con la llana sobre el concreto en arcos grandes para compactar la superficie. Mezcle en las marcas dejadas por los bordes de la bordeadora y ranuradora.
Repita los pasos de bordes y ranuras después de flotar y después de alisar para refinar la ranura y bordes. 

7. Superficie: Alise la superficie con una llana de acero después de que ha endurecido parcialmente. Sostenga la llana casi plana y muévala describiendo grandes arcos superpuestos.


De esta forma podrá realizar un acabado uniforme y liso en la losa con una llana de acero. Para un acabado muy suave, repita el paso allanado dos o tres veces, dejando que el concreto se endurezca un poco entre cada pasada. En un primer momento, mantenga la llana casi plana, si desea que la superficie sea un poco más áspera, y tenga una función antideslizante, puede saltarse este paso y realizar un acabado de escoba como se muestra a continuación.

Arrastre una escoba a través del hormigón con una llana para crear una superficie anti deslizante. Ajustar la presión hacia abajo para crear la cantidad deseada de textura.

Finalmente cuando haya terminado el acabado del hormigón, cubra la superficie de concreto con un plástico o mantengala húmeda rociándola con agua varias veces al día durante una semana. Esto ralentiza el proceso de curado y da lugar a una losa más fuerte y duradera.


3 comentarios:

  1. Perfecto, demasiado útil yo elaboro con frecuencia caminos en concreto en jardines, ahora implementare esta técnica para realizar los acabados.

    ResponderEliminar
  2. Nos agrada que te guste. Recuerda compartirlo con tus amigos.

    ResponderEliminar
  3. Si algunos aplicadores profesionales de hormigón impreso vieran este artículo aprenderían alguna que otra cosilla.

    ResponderEliminar