TwitterFacebookGoogle PlusLinkedInRSS FeedEmail

18 de agosto de 2011

IMPORTANCIA DE UN ADECUADO CURADO DEL CONCRETO EN UNA OBRA ESTRUCTURAL



Uno de los requisitos previos para asegurar que una obra de concreto sea durable, resistente y se encuentre libre de fisuras prematuras, es realizar un adecuado curado del concreto para que este adquiera unas propiedades finales que permitan asegurar la calidad del elemento final.

Para realizar una adecuada técnica de curado existen varios métodos y requisitos dependiendo del medio ambiente que rodee la obra.

Para empezar se le llama curado al proceso por el cual el concreto (a base de cemento hidráulico) logra madurarse y endurecer con el tiempo en presencia continua del agua y calor, durante este proceso las partículas internas del concreto logran una mejor compactación (a nivel molecular) dando como resultado que el concreto desarrolle una adecuada resistencia a la flexión y compresión.

El proceso de curado es importante realizarlo en obras que van estar expuestas a la inclemencias del clima factores como el sol (temperatura altas) hacen necesario un curado que permita mantener un nivel de humedad en el concreto, pues en estas condiciones se considera que el concreto por sí solo no tendrá la suficiente agua para desarrollar sus propiedades ideales, este caso podría verse en una losa de concreto ya sea convencional o con placa fácil.

El curado puede ser realizado por inmersión, empleando rociadores (manguera, pero de forma muy fina, pues de otro modo podría dañarse la superficie del concreto), tejidos de fique o de otros materiales absorbentes, otros.

Ahora que sabemos de la importancia del curado, nos preguntamos ¿cuánto debe durar el tiempo de curado? Bueno, Para un concreto que fragua completamente a los 28 días, es recomendable un tiempo mínimo de curado de 7 días, el concreto va haciéndose más duro y resistente atreves del tiempo y mientras más tiempo se cure el concreto más cerca se está de llegar a una mejor calidad de resistencia y durabilidad.

El curado no sólo influye en la resistencia final del concreto, sino que disminuye la permeabilidad y mejora la resistencia de la piel de concreto al ingreso de gases (CO2, Oxígeno), que generan la corrosión.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada